CONOCE EL PODER DE LOS FONDOS O FLEXIONES

Adorados por muchos y subestimados por otros, los ejercicios de fondo, también conocidos como flexiones, push-ups o lagartijas, ofrecen grandes beneficios al involucrar el trabajo de diversos músculos. Hacen parte de los entrenamientos funcionales más populares ya que para realizarlos no se requiere de ningún equipo especial, solo es necesario tu peso corporal.

Además de ayudarte a desarrollar fuerza y tono muscular, también son de mucha utilidad para ganar forma y condición física. Descubre de qué tratan estos ejercicios y aprende a realizarlos de manera correcta.

Músculos involucrados 

Con las flexiones de brazo los fondos promueven el trabajo de los músculos de la parte superior del cuerpo, en específico los pectorales. Mientras que, en la elevación de los brazos, el ejercicio involucra el trabajo de los tríceps.

En el caso de los hombros, el movimiento promueve la contracción del deltoides anterior, un músculo pequeño ubicado cerca del brazo. Aunque en menor medida, los fondos también trabajan los bíceps, al participar en el movimiento de los brazos y el abdomen que se mantiene en contracción para conservar la postura al hacer flexiones.

Otra de las grandes ventajas de los fondos o flexiones es que, al ir perfeccionando su técnica, podrás probar la variedad e intensidad que el ejercicio permite. Podrás enfocarte en diferentes grupos de músculos, no solo en el pecho, sino también del abdomen. Así que no lo pienses más y acepta el desafío de fondos.

Preparación 

 -Ubícate boca abajo apoyando tus manos sobre el piso a la altura de los hombros. Procura que el apoyo recaiga sobre la palma de la mano para no sobrecargar las muñecas.

-Las puntas de los pies deben estar apoyadas en el otro extremo.


-Los codos deben tener un ángulo ideal de 45 grados, esto con la finalidad de que trabajen efectivamente los músculos del pecho.

-Antes de iniciar el movimiento asegúrate de contraer el vientre para que te sea más fácil mantener el cuerpo rígido.

Ejecución 

-Inhala mientras vas bajando el cuerpo y doblando los codos hasta llegar tan cerca del suelo como te sea posible, sin tocarlo y manteniéndote sobre tus brazos.


-Exhala mientras empujas tu cuerpo hacia arriba, ejerciendo la fuerza con tus brazos.

Leave a comment