TIPOS DE SENTADILLAS

Existen diversos tipos de sentadillas que mejoran la postura corporal, contribuyen a desarrollar masa muscular, trabajan el abdomen y el anhelo que todos tenemos:  quemar calorías y perder grasa. ¿Quieres eliminar celulitis, tener fuerza en tus piernas y presumir una cadera tonificada?  Práctica sentadillas o Squats, ya que son el mejor ejercicio dentro del entrenamiento de fuerza. 

La práctica de este ejercicio tiene grandes beneficios para el cuerpo tales como:  estimular el sistema cardiovascular, conducir a una mejor movilidad, mejorar la comunicación entre el cerebro y los músculos lo que permite mejorar el equilibrio.  El simple hecho de realizar una sentadilla, ayuda a bombear ágilmente los fluidos de nuestro cuerpo, eliminando así toxinas en tejidos, órganos y glándulas.  Las partes del cuerpo que más se trabajan y tonifican son:  espalda, columna, cadera, glúteos, cuádriceps, abdomen, rodillas, gemelos y tobillos, todo lo que involucra el denominado tren inferior.

También te puede interesar: Rutina de ejercicios: Tren superior

Tipos de sentadillas y sus beneficios:

Lo importante en cualquier entrenamiento es que, a pesar del esfuerzo, disfrutes hacerlo. Por eso, descubre aquí cuál es la sentadilla que más se acomoda a tus capacidades y recuerda ponerla en práctica la próxima vez que vayas a entrenar en alguno de nuestros gimnasios

Sentadilla Clásica

Es la más conocida, su enfoque principal está en los cuádriceps.  Consiste en abrir tus piernas al ancho de tus hombros, y con la espalda recta, comienzas a flexionar las rodillas levemente, llevando la cadera hacia atrás como si te fueras a sentar en una silla. Realiza una pausa y vuelve a subir.

Sentadilla Isométrica

Son las que se realizan con el esfuerzo de tus cuádriceps. Para ello, debes apoyarte contra una pared, separar las piernas a lo ancho de tus hombros con la espalda y la cabeza bien acomodadas en la pared. Debes flexionar las rodillas formando un ángulo de 90°.  Haz tres series de 30 segundos. Aunque sientas que tus piernas arden, tu trasero te lo agradecerá.

Sentadilla con salto

En esta sentadilla se necesita de una mayor potencia para poder  realizar un salto desde una posición baja, este ejercicio hará que  tus cuádriceps sean vean más impactados y por lo tanto se fortalezcan más,  así mismo fortalece tus huesos y activa tus músculos para prácticas deportivas más exigentes.

SENTADILLA HACK

En esta sentadilla nos apalancamos de una de las máquinas más conocidas del gimnasio, la máquina hack, en este ejercicio trabajarás con un respaldo en la espalda y con pesas, haciendo que los músculos de los cuádriceps y la región de los gluteos sean exigidos mucho más que en otros ejercicios. Sabemos que en ocasiones en el gimnasio está máquina puede estar ocupado es por eso que te compartimos el siguiente video para que aprendas como puedes hacer hack squats sin necesidad de la máquina.  

Sentadilla Búlgara con mancuerna: 

Este ejercicio tiene una exigencia mayor, pero hará que tus glúteos consigan la firmeza que siempre has querido. Debes conseguir una silla o un banco que no supere la altura de tu rodilla, la que debes doblar en un ángulo de 90°.  Tu espalda debe estar recta. Cuando sientas mayor seguridad, puedes utilizar mancuernas para darle más peso al ejercicio y aumentar su efectividad. Puedes lograr mayor equilibrio si pones las manos empuñadas sobre tu pecho o si extiendes completamente los brazos.

Como verás, lo importante es que tu cadera se mantenga en posición hacia afuera, tus rodillas deben estar alineadas con tus hombros y tu espalda recta. Cuando ya tengas dominada la técnica, atrévete a hacer un desafío de 200 sentadillas en cinco minutos, los cambios serán tan visibles que te preguntarás por qué no lo hiciste antes. Te invitamos a ver este video para que puedas tener una idea más clara de lo que debes hacer. 

Si te gustó esté artículo, compártelo en tus redes y anima a tus amigos a conocer los tipos de sentadillas que pueden cambiar su cuerpo.

 

Leave a comment